Quienes Somos los Adventistas del Séptimo Día?

La Iglesia Adventista del Séptimo Día es un pueblo cristiano mundial preocupado por predicar el Evangelio de Cristo a todas las naciones. Este Evangelio consiste en enseñar las Buenas Nuevas de lo que Cristo ha hecho, está haciendo y hará por nosotros. Por lo tanto, la misión de la Iglesia es anunciar las buenas nuevas al mundo en el contexto del mensaje de los Tres Ángeles de Apocalipsis 14:6-12, llevando a las personas a aceptar a Jesús como Salvador personal y que se unan a Su Iglesia en la preparación para Su breve regreso.

Este es un mensaje universal, para todos, en todas partes. A “cada nación, tribu, lengua y pueblo”; a cada ciudad, a cada villa; a cada país, comunidad, colonia y "criatura". O sea, a todo el mundo. El mensaje que predica el pueblo Adventista no es excluyente, incluye a todos por igual (Marcos 16:15).

La Iglesia Adventista es una de las denominaciones que más rápidamente crece en el mundo, agregando unos 2.300 nuevos miembros cada día. La Iglesia Adventista ofrece programas y servicios de alto nivel, desde la educación, al cuidado de la salud, a la ayuda para el desarrollo, que tienen que ver con la persona como un todo.

El adventista es un cristiano profundamente estudioso de las Sagradas Escrituras, a la cual considera su regla de fe fundamental. De hecho, a los adventistas se les ha denominado desde su surgimiento “el pueblo de la Biblia". También, el adventista es un cristiano convencido del pronto regreso de Jesús al mundo.

La filosofía del ministerio en nuestra iglesia es muy seria. Los pastores son profesionales teólogos, quienes son ordenados al ministerio luego de demostrar idoneidad moral y espiritual para la magna responsabilidad que implica su función. Ello garantiza seriedad y orden.

Iniciar SesiĆ³n | Registrarse